27 ene. 2016

Posiciones sobre la Profesión de Coaching Maturana/ Echeverria/ AACP

La diferencia entre el Coaching y sus insumos. 

El lenguaje genera realidad. Por eso si queremos preservar la profesión, es importante estar al tanto de que es lo que se "lenguajea" respecto al Coaching, profesión que llevamos adelante y promovemos con pasión por considerar que sus beneficios y resultados contundentes y probados.

Y acordar algunos puntos en común dejando de lado los fundamentalismos y egos en beneficio del negocio, que son antagónicos con esencia desde la profesión.


Apuntamos a ofrecer una opinión respecto a la polémica generada por las declaraciones de Humberto Maturana, contestadas por Rafael Echeverría y tomadas por la Asociación Argentina de Profesionales de Coaching, hasta ahora. 

Efectivamente, Maturana no tiene nada que ver con el Coaching. 

Mal que les pese a quienes consideran el Coaching un gran receptor de toda teoría, pensamiento, modelo, o aprendizaje que viene bien denominar con la palabra coaching.

O tiene mucho que ver con el Coaching.
Bien que le pese a quienes consideran el Coaching un gran receptor de teorías, pensamiento, modelos y/o aprendizajes que se denominen correctamente, y distinguiendo lo que es una cosa y la otra.

Echeverría tampoco tiene que ver con el Coaching aunque si todo con la Ontología del Lenguaje que es un enfoque medular en la forma en que se puede brindar el Coaching Ontológico. (Aunque Maturana sea autor de la teoría del Observador y la teoría del lenguaje).
 "Insumo para el Coaching" al decir de Maturana, como lo puede ser también la Biología Cultural.

En que podemos estar de acuerdo?

Un motivo de reflexión seria sobre la fundamentación y la ética de la práctica, sea cual fuere el enfoque de nuestra formación?.

Agregaría que el enfoque no es menor. 

En todo caso la importancia de no confundir la técnica, la herramienta o el enfoque con la totalidad del concepto de la Profesión de "Coaching"

El punto que nos convoca es que quienes estamos alrededor de la ICF, debemos hacernos cargo que avanzar la profesión no es sólo lo estrictamente establecido por el Código de Ética que me separa del resto. 

También debemos cuidar y observar en que medida anteponemos el negocio a la Ética o a la comunidad que representamos y el hacerlo una comunicación insuficiente referiéndonos al Coaching en cualquier cosa que hacemos, tan sólo para ampararnos en el paraguas de ICF.  
 
La definición de Coaching de la ICF, que todos conocemos, sería el mínimo acuerdo y coincidencia que se debiera respetar y difundir entre quienes quieran llamarse Coach...:  


"Coaching es el proceso dinámico e interactivo de colaboración creativa con los clientes, en el que el coach asiste a otra persona, equipo u organización (el cliente) en el logro de sus metas, colaborando en el desarrollo de su potencial personal y profesional." ...

...define claramente lo que es, y dentro de ella hoy se incluye todo. Todo vale. 


Me sorprende lo poco que se ve claramente escrita esta definición en páginas de Coaching personales y organizacionales por parte de muchos integrantes de la Federación desaprovechando una forma más de difundir una definición común.

Difícilmente ayudemos a éticamente a cambiar el mundo si todo vale por el negocio o por el ego.
 
Y el punto más importante. 
Al asumir un rol de liderazgo en ICF tenemos que entender que nos alineamos con lo que ICF profesa y no otra cosa. Con lo cual no vale anteponer nuestro juicio de lo que es el Coaching y juzgar el tipo de miembros/ Coaches que podemos aceptar o amparar apoyar o validar. 

Mi opinión es que cuando trabajamos en un Capitulo somos el brazo activo para recibir a quienes se interesan en el Coaching. Recibirlos e invitarlos y apoyarlos a que se profesionalicen e integren incorporando las competencias y requisitos para ejercer la profesión y como un ganar ganar en el cual el Coach apoya la profesión y viceversa.
 
No podemos discriminar entre quienes están reunidos en otra Asociación o Comunidad entrando en competencia porque pensamos diferente. Ese ha sido una de los razones que detuvieron el crecimiento de la profesión en Latam en el cual se dieron batallas inútiles en sus inicios sin comprender que así perdíamos todos.  
Al decir de Maturana: "La convivencia democrática sólo ocurre si hay: honestidad, mutuo respeto, equidad, ética social, reflexión, colaboración y conversación". 

Entiendo que lo que corresponde mas que competir, posicionarnos como una Organización Global (no asociación) al Servicio de todo Coach u asociación de intereses de Coaching, ayudando a que puedan comprender el valor para su futuro profesional el alinearse, incorporar las competencias globalmente aceptadas como estándar mínimo y de esa manera consolidar el concepto profesional del Coaching.

A continuación tres enfoques de la polémica. Mi reflexión: si esto comienza a ocurrir entre los popes más representativos y los que todavía no hablaron pero lo harán...algo deberemos estar haciendo mal...y que nos queda a quienes estamos llevando adelante la profesión desde el lado de terrenal......

Cuando asumí crear Comunidad de Coaching del Uruguay (2007), y fundé el Capítulo ICF Uruguay, lo hice bajo principios de apertura y posibilidad de crear algo diferente y sin duda superó las expectativas http://www.coachinguruguay.com/2007/10/el-primer-paso-hacia-una-comunidad-de.html  

Aunque algunas cosas hayan cambiado y algún enfoque pudo haberse ajustado, sigo con la misma idea.




http://www.capital.cl/poder/2016/01/21/100120-humberto-maturana-no-tengo-nada-que-ver-con-el-coaching




http://www.capital.cl/poder/2016/01/25/090146-rafael-echeverria-todo-de-lo-que-acusa-es-falso


Imagen part-0-cartaaapc.jpg
Imagen part-1-cartaaapc.jpg
Imagen part-2-cartaaapc.jpg
Imagen part-3-cartaaapc.jpg
Imagen part-4-cartaaapc.jpg
Imagen part-5-cartaaapc.jpg
Imagen part-6-cartaaapc.jpg

1 comentario: